Consejos sobre la utilización y el mantenimiento de una tienda campaña

Tú estás aquí

Nunca está de más recordar aspectos claves a tener en cuenta cuando estamos utilizando nuestra tienda de campaña. Aspectos que puede que sepamos pero que no los llevamos a la práctica, o incluso aspectos que nunca antes nos habían comentado y, por lo tanto desconocíamos, y son muy interesantes.

Desde aquí intentamos recoger, e ir ampliando poco a poco con vuestros comentarios, todas las recomendaciones, por simples que parezcan, que debemos seguir a la hora de montar nuestra tienda y estar utilizándola y disfrutando de ella y de la naturaleza.

Tiendas de campaña

 

  • CONSEJOS SOBRE EL MONTAJE Y DESMONTAJE

Antes de salir revisar cremalleras, vientos, piquetas y costuras (impermeabilizarlas periódicamente).

Llevar siempre alguna piqueta de recambio y el martillo para clavarlas (muy útil si no encontrásemos piedras para poder golpearlas).

Al montarla lo haremos sobre una zona limpia y despejada de pequeños objetos punzantes o abultados.

La base debe quedar tensa y sin arrugas. Para evitar que el aire se la lleve volando, montaremos la puerta perpendicular al lado del que sople el viento.

Para estancias prolongadas podemos extender un plástico bajo la tienda para proteger el suelo de suciedad y rozaduras. También podemos acolchar esta área con helechos, paja, heno o hierba para aislarla del frío y hacerla más cómoda.

Guardar la tienda totalmente seca evitará que se pique y pudra el tejido. Recogerlas con el mínimo de arrugas posible alargará su vida.

Limpiar las varillas de aluminio con una esponja húmeda, sobretodo si se acampa cerca del mar.

Para reforzar las varillas de fibra de vidrio rodearemos con cinta aislante cada extremo y en el centro.

Enderezar y limpiar las piquetas después de cada salida evitará sorpresas en la próxima acampada.

Si no se va a utilizar en un largo periodo de tiempo se recomienda almacenarla fuera de su bolsa de transporte.

 

  • CONSEJOS SOBRE EL LUGAR DE MONTAJE

La montaremos siempre sobre suelo mineral o en su caso, la cambiaremos de sitio cada pocos días para reducir el impacto sobre la vegetación del terreno. En una pradera, la superficie ocupada por una tienda durante una semana, puede necesitar más de 1 año para recuperarse, siendo más vulnerable la hierba crecida. En zonas alpinas puede llegar a necesitar varios años, sobretodo si son plantas leñosas y no herbáceas.

Deberán usarse las sendas que ya estén mineralizadas y evitar pisar el terreno virgen. Si no hubieran sendas, alternar los accesos para reducir el impacto del pisoteo.

Si en la acampada sobre terreno virgen participan varias tiendas, se plantarán con mucha distancia entre ellas.

Acampar como mínimo a más de 300 m de un río o lago ayudará a conservar el entorno.

Si la montamos bajo un árbol puede ensuciarse de resina o en caso de viento o tormenta ser aplastada por una rama.

La acampada en un valle es mucho más fría que en la cima de una colina, ya que por la noche, el aire frío desciende por las laderas hasta las zonas más bajas.

Recordar que en un día o una noche sin nubes hace más frío que con ellas, ya que las nubes reflejan el calor del terreno y lo conservan.

 

  • CONSEJOS SOBRE SU UTILIZACIÓN

No cocinar nunca dentro de la tienda si disponemos de doble entrada, ya que los tratamientos de los dobles techo se estropean a la larga, puede provocarse un incendio fortuito y, además, la falta de ventilación puede incrementar los problemas de toxicidad del combustible usado con los hornillos.

Si cerramos bien la tienda al ausentarnos, evitaremos que los insectos se instalen dentro antes que nosotros.

Si disponemos de una tienda sencilla y nos sorprende una tormenta, intentaremos no apoyarnos en el techo interior, ya que al entrar en contacto con el doble techo podría mojarse. Lo mismo ocurre si se forma condensación en la parte interna del doble techo.

 

 

Sigue leyendo... Índice

  1. Qué debemos saber antes de comenzar a ver modelos.
  2. Qué debemos valorar y priorizar mientras estemos decidiendo nuestra tienda preferida.
  3. Cómo podemos obtener de ella el máximo partido.
Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: