La sensación térmica y las causas de la pérdida de calor

Tú estás aquí

El frío es la ausencia de calor. Nuestro cuerpo es una máquina de producir calor, el cual se pierde de diferentes formas. Además tiene la posibilidad de regular la emisión del calor para temperaturas ambientales comprendidas entre 15 y 30 ºC, por encima y por debajo tiene que hacer algo para contrarrestrarlas y no sufrir una hipotermia o una insolación. Cuando la cantidad de calor perdida es mayor de la que podemos generar, entonces aparece la conocida sensación de frío.

La sensación de frío no sólo nos la indica la temperatura que hay en el ambiente en ese momento, son varios los factores que afectarán que la temperatura que sintamos sea diferente a la del ambiente y que nos marca el termómetro. Estos es lo que se conoce como sensación térmica (real feel).

El viento juega un papel muy importante en este tema, variando en gran medida la temperatura del ambiente. Este valor es medible y resulta de la suma temperatura+viento, este dato da el valor real de temperatura a la cual se verá sometido nuestro cuerpo. Cuando la temperatura es menor que 32ºC (temperatura de la piel), el viento disminuye la sensación térmica. En cambio si la temperatura supera los 32ºC la aumenta.

En la siguiente tabla podemos observar cómo varía la temperatura que sentimos con respecto a la temperatura y la  velocidad del viento:

Sensación térmica por efecto del enfriamiento del viento

Tabla de la sensación térmica en función de la temperatura y el viento

Como se ha dicho, la humedad también varía la sensación térmica. Cuando la humedad es elevada, el valor de la sensación térmica será superior al de la temperatura exterior. En este caso el organismo encuentra dificultad para disipar el calor producido por el metabolismo interno. Si la humedad es baja, la sensación térmica es menor que la temperatura exterior. En este caso se produce un mayor enfriamiento de la piel debido a la mayor evaporación de la transpiración favorecida por la baja humedad del aire.

En la siguiente tabla se muestra la sensación térmica en función de la temperatura y la humedad:

Sensación térmica según la humedad relativa

Tabla de la sensación térmica en función de la temperatura y la humedad

 

Por lo tanto, cuando la sensación de frío nos invade es que hemos perdido calor, y esta falta puede haber sido producida por cualquiera de las causas siguientes:

  • Conducción: El calor pasa de un medio a otro por contacto entre ambos. El más cálido cede calor al más frío, como sucede cuando nos sentamos encima de una roca fría.
  • Convección: Cuando el aire frío penetra y circula por el interior del nuestras prendas, nos arranca literalmente el calor por ello es conveniente cerrar bien el cuello de la chaqueta, ajustar los puños, etc.
  • Transpiración: Al realizar un ejercicio físico y, por consiguiente sudar, tendemos a evaporar esa humedad que sale por nuestra piel produciéndose una perdida de calor.
  • Radiación: Al igual que el sol, una estufa o una hoguera, nuestro cuerpo también irradia calor al exterior, que perderemos si no nos aislamos del exterior.
Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: