Paso de Mahoma en el Aneto

Tú estás aquí

 

 

 

 

 

 

La primera parada por antonomasia es el Refugio de la Renclusa, donde pasar la noche y prepararse para la ascensión forma parte del ritual. Después de equiparnos y estar preparados comenzamos a subir, vemos al grupo en la fofo de arriba, con las mochilas en la espalda y listos para comenzar con esta actividad, el ANETO nos llevará dos dias.  

El Aneto; la cima más alta del Pirineo, NO TIENE POR QUE SER,

ni la más bonita, ni la más fácil...

Es interesante realizar una noche en un refugio de montaña, el ambiente y la tertulia, hacen que se disfrute de otra manera la montaña. Al final, todos pronto a la cama, mañana hay que madrugar.

La ascensión al Aneto

Al día siguiente, después de desayunar y recoger el material de escalada, comenzamos la subida hacia el Portillón Superior, llevando un paso tranquilo fuimos ganando altura poco a poco. Cuando nos dimos cuenta, ya estábamos en el glaciar , un camino largo pero evidente, nos llevaría al Collado de Coronas.

     Después de muchas ascensiones al Aneto, hemos visto a gente subir sin crampones ni piolet, gente vestida con vaqueros o con ropa de algodón, es decir gente IRRESPONSABLE que va a la montaña como si fuera a pasear al lado de su casa.

  En esta ocasión, nos causó mucha más la atención, el colapso de gente que habia en el paso de Mahoma, la antecima del Aneto.

     Así que, después de las colas en el tramo final, el grupo llegaba a la cumbre en el mes de Junio. ¡Bueno!, NOSOTROS y 80 personas más

 El paso de Mahoma, según una leyenda mahometana: el acceso al paraíso

es tan estrecho como el filo de una cimitarra (espada típica árabe).

Al llegar abajo, esa sensación que te deja la montaña, ya nos queda poco para darnos una buena ducha y la merecida cena. El tema principal en la tertulia, se basó en el recuerdo de la actividad realizada durante todo el día.

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a crampon y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: