Pirineos: Valle de Ordesa por Senda de los Cazadores y Faja de Pelay

Tú estás aquí

Pirineos: Valle de Ordesa por Senda de los Cazadores y Faja de Pelay

Senderismo

Circular

21,0km

7,5h

2.000m

1.265m

900m

900m

3

2

3

4

En los meses de verano y algunas fiestas, el acceso a la Pradera de Ordesa está restringido al tráfico y deberá realizarse a pie o mediante los autobuses que habilita el Parque desde la población de Torla.

Freemeteo|Meteoexploration

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los valles más espectaculares y únicos de toda Europa. Está ubicado en el Pirineo Central de Huesca, comarca del Sobrarbe (Aragón), y está catalogado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. El Parque incluye, aparte del Valle de Ordesa, el macizo de Monte Perdido, el Cañón de Añisclo, las Gargantas de Escuaín y la cabecera del Valle de Pineta. En las zonas altas destaca toda una sucesión de picos de más de 3.000 metros en la que se abre una impresionante grieta, la "Brecha de Rolando", paso "natural" entre Francia y España.

A continuación os detallaremos una de las rutas más impresionantes que podéis realizar en el valle, y que os permitirán tener una perspectiva única del valle y de los macizos montañosos que lo rodean. Si no teméis las fuertes subidas, no podéis dejar de realizarla, la recompensa valdrá la pena. Partiendo de la Pradera de Ordesa subiremos la famosa Senda de los Cazadores, para alcanzar la parte más alta del valle y disfrutar de sus vistas, avanzaremos por la Faja de Pelay hasta la cascada de la Cola de Caballo al final del valle, y volveremos a la Pradera junto al río Arazas para dejarnos envolver por sus impresionantes paredes.

La ruta comienza en la Pradera de Ordesa, próxima a la ciudad aragonesa de Torla. Durante los meses de verano (julio, agosto y parte de septiembre) y durante algunas fiestas (Semana Santa o puentes), el acceso con vehículos particulares está prohibido, teniendo que acceder al mismo a pie (3 horas) o mediante el servicio de autobuses que pone en funcionamiento el Parque. El horario de funcionamiento es bastante amplio, aproximadamente desde las 6:00h hasta las 22:00h en los meses de julio y agosto (en septiembre, puentes y semana santa el horario es más limitado), con autobuses cada 15 o 20 minutos. El precio del billete de ida es de 3€/persona, y el de ida y vuelta 4,5€/persona (precio de 2015). No se permiten animales de compañía en los autobuses (a excepción de los perros lazarillos). Os recomendamos que os informéis previamente en el Centro de Visitantes de Torla, junto al aparcamiento en la entrada del pueblo, donde también está la parada de autobuses, o en el teléfono 974 486 472.

Durante los meses de invierno podremos acceder libremente con nuestro vehículo hasta la Pradera de Ordesa, donde encontraremos un amplio aparcamiento para dejarlo sin problema de espacio. Para llegar a la pradera, atravesaremos la ciudad de Torla por la única carretera que existe, y unos kilómetros más adelante llegaremos a un cruce que si seguimos rectos nos conducirá hasta el Valle del Bujaruelo, y que si tomamos hacia la derecha nos llevará hasta la Pradera de Ordesa. No obstante, el camino está perfectamente señalizado.

Pradera de Ordesa

Pradera de Ordesa

Una vez en la Pradera encontraremos un bar, servicios públicos y una oficina de información. Al final de la Pradera veremos un cartel que nos señala hacia la derecha la Senda de los Cazadores y la Faja de Pelay, cruzando a la otra orilla del río Arazas a través del Puente de los Cazadores.

Mirador Calcilarruego desde la Pradera de Ordesa

Arriba el Mirador Calcilarruego visto desde la Pradera de Ordesa, allí nos dirijimos

A partir de aquí tenemos que empezar a apretar los dientes, pues rápidamente os toparéis con un zig-zag interminable que discurre entre árboles y que os llevará a la parte más alta de la ladera del valle (véase la fuerte pendiente arbolada de la imagen anterior). Aunque el sendero es obvio, en otoño con la caída de las hojas puede resultar confuso, así que es muy importante no abandonarlo nunca. Tampoco es recomendable recorrerlo en días de lluvia o nieve por el riesgo de caída. En algunos tramos el sendero es bastante estrecho, y la pendiente de la ladera más inclinada, pero en ningún momento peligrosa. Debemos extremar la precaución durante toda la subida.

Senda de los Cazadores

Senda de los Cazadores

Finalmente llegaremos al Mirador de Calcilarruego, ya nos contaréis si merece la pena el esfuerzo o no. Es buen momento para reponer fuerzas, tomar algo de alimento, hidratarnos y sacar la cámara de fotos. Llevaremos 3 kilómetros (1h 30min) y unos 650 metros de desnivel de subida en nuestras piernas.

Las vistas desde el Mirador de Calcilarruego

Las vistas desde el Mirador de Calcilarruego hacia el Valle del Bujaruelo

A partir de aquí recorremos la Faja de Pelay hasta llegar al final del Valle de Ordesa. Este sendero es algo más amplio y más cómodo de recorrer que el de subida. El desnivel de bajada es mucho más suave, por lo que nuestras piernas y rodillas no sufrirán. En ningún momento hay que desviarse, por lo que la orientación por él es muy sencilla, siempre pensando que tenemos que terminar a los pies del Valle junto a la cascada. Serán unos 8 kilómetros de descenso con algunos tramos en ascenso (4h 30min). Pasaremos junto a una cabaña vivac y al refugio de Abé.

Faja de Pelay en el Valle de Ordesa

Sendero por la Faja de Pelay

Mientras caminamos por la Faja, detenerse a mirar a los lados y hacia atrás nos permitirá observar el pico Taillón, la Brecha de Rolando y la Faja de Cotatuero.

Pico Taillón y ​Brecha de Rolando

Tras caminar unos kilómetros y atravesar una zona arbolada por donde discurre la Faja, tendremos ante nosotros unas vistas inmejorables del Valle de Ordesa. Desde este punto podremos apreciar cómo la Faja va perdiendo altura lentamente para terminar esta primera parte de la ruta junto a la cascada Cola de Caballo y el Circo de Soaso.

Valle de Ordesa y Circo de Soaso (parte izda. de la imagen) y Faja de Pelay (parte dcha.)

Ya al final de la Faja encontraremos el desvío hacia el Refugio de Góriz, que nos llevará de nuevo a la parte alta del valle pasando por encima de la cascada. No obstante, también tenemos la opción de ir al refugio bajando hasta la cascada y subiendo después por las clavijas que se encuentran al final del valle. Información adicional por si alguno tenéis pensado ir hacia el refugio.

Alternativas hacia el Refugio de Góriz

Diferentes alternativas para ir hacia el Refugio de Góriz

Habremos llegado a la famosa Cascada de la Cola de Caballo. En verano resultará casi imposible disfrutar de ellas en soledad; un gentío de senderistas estarán siempre caminando por sus alrededores. Es otro buen lugar para tomar un respiro y recuperar fuerzas para la vuelta.

Cascada Cola de Caballo

Cascada Cola de Caballo

El recorrido de vuelta hacia la Pradera lo realizaremos ahora desde la profundidad del Valle, siguiendo la senda pirenaica de largo recorrido GR-11, paralelos al río Arazas. Nuestra perspectiva cambiará, siendo también digna de admirar, aunque por aquí estaremos mucho más acompañados que en nuestra primera parte del trayecto. El sendero es muy amplio y cómodo. Encontraremos paneles informativos indicándonos que no lo abandemos para evitar la erosión del Valle.

En el primer tramo de vuelta podremos observar en las paredes de la izquierda la Faja de Pelay, por la que hemos bajado hasta el Valle.

Desde el Valle vemos la Faja de Pelay en las paredes de la izquierda

Y echando la vista atrás tendremos una espectacular panorámica del Circo de Soaso, Cola de Caballo, Clavijas de Soaso, y Monte Perdido.

Gradas de Soasao

...echando la vista atrás: Circo de Soaso, Cola de Caballo y Monte Perdido

Más adelante llegaremos a las Gradas de Soaso, una zona de saltos de agua a través de las rocas. Por aquí encontraremos el sendero más empinado, siendo éste de continuos escalones de piedra, pero que pronto darán paso de nuevo a un sendero amplio y cómodo.

Cascada del Estrecho

Gradas de Soaso

Tras las Gradas de Soaso nos adentraremos en un bosque frondoso, conocido como el Bosque de Hayas, que nos ocultará las paredes del Valle y nos acercará más al río.

Más adelante encontraremos un cruce que nos dirige hacia la Pradera por dos caminos diferentes: siguiendo rectos iremos por la margen derecha del río, a través del mismo sendero que, en continua bajada, nos conducirá hasta la Pradera de Ordesa tras una zona de zig-zags y una "interminable" recta final (en el croquis que podréis encontrar más abajo, dicho cruce está marcado como "Cruce - a las cascadas").

Cruce de senderos alternativos hacia la Pradera de Ordesa

Cruce de senderos alternativos hacia la Pradera de Ordesa

Si, en cambio, tomamos el desvío a la izquierda, tendremos la oportunidad de ver la Cascada del Estrecho y la Cascada de la Cueva. Para ello tendremos, sin embargo, que retroceder un poco en el camino, pero merece la pena si las piernas aguantan.

Cascada del Estrecho

Para evitar ese pequeño retroceso en el camino hay un atajo: al terminar las Gradas de Soaso y seguir unos cientos de metros por la pista, veremos un pequeño desvío a la izquierda a través de un estrecho sendero que baja acompañado de una barandilla verde (en el croquis: "Atajo - desvío a la izda."). Éste nos conducirá hasta las mismas cascadas paralelos al río. Tras visitarlas y continuar por el mismo sendero, llegaremos al cruce de la imagen anterior, donde tendremos de nuevo la oportunidad de decidir si regresamos hacia la Pradera por la margen derecha o izquierda del río.

Tomando el sendero de la izquierda llegaremos a la Cascada del Estrecho

Si finalmente decidimos regresar a la Pradera de Ordesa por la margen izquierda del río, solo nos quedará cruzar el Puente de Arripas y seguir el amplio sendero hasta el final de la ruta. Pasaremos por un bonito mirador hacia el Circo de Cotatuero y por debajo del Mirador de Calcilarruego, para llegar de nuevo al Puente de Cotatuero por el cual iniciamos la ruta.

Puente de Arripas

Mirador de Cotatuero

Aquí podéis ver un mapa de la ruta con un zoom a la zona de las cascadas (indicado con un recuadro), con los correspondientes cruces y sendas de vuelta tanto por la margen derecha como izquierda del río (más abajo os podéis descargar como fichero adjunto los dos mapas con mayor calidad).

Mapa y croquis de la ruta

Finalmente, con el trabajo bien hecho, y con cientos de imágenes que permanecerán en nuestra memoria, llegaremos de nuevo a la Pradera de Ordesa habiendo acumulado otros 10kms adicionales en nuestras piernas (7h 30min). Ahora toca recuperarnos e hidratarnos en el bar.

También podemos realizar la ruta en sentido contrario si os gusta más bajar la Senda de los Cazadores que subirla, pero debido al fuerte desnivel, es la opción menos recomendada.

A continuación os podéis descargar el track para GPS de la ruta.

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.