Qué son las radiaciones solares

Tú estás aquí

Al practicar la mayoría de deportes de montaña, la mayoría del tiempo estaremos expuestos a las radiaciones solares que provienen del Sol. Os vamos a contar cómo se componen estas radiaciones solares y qué beneficios e incovenientes tienen en nuestro cuerpo.

 

Radiación solar

La radiación proveniente del sol contiene tres tipos de rayos:

  • El 50% son rayos infrarrojos que proporcionan calor.
  • El 40% son rayos visibles que nos proporcionan luz.
  • El 10% son rayos ultravioleta (UV) causantes de quemaduras y alteraciones celulares que pueden derivar en cáncer de piel no melanoma (común pero poco peligroso) o melanoma (menos frecuente pero más peligroso). Aunque, por otro lado, una parte de ellos son muy beneficiosos para la salud.

A su vez, los rayos ultravioleta (UV) se subdividen en tres tipos:

  • UVA: Atraviesan fácilmente la atmósfera, alcanzando toda la superficie terrestre. Llegan a las capas más profundas de la piel, elevando el riesgo de melanoma.
  • UVB: Su longitud de onda es corta, teniendo dificultad para atravesar la atmósfera. Llegan con más facilidad a la zona ecuatorial pero en mucho menor grado a latitudes elevadas. Son fundamentales para la producción de vitamina D en el cuerpo. Dañan principalmente la superficie de la piel, contribuyendo a su enrojecimiento. Tienen más efecto en el cáncer de piel no melanoma.
  • UVC: Su longitud de onda es corta, y no atraviesan la atmósfera. Son muy peligrosos para el cuerpo.

 

Beneficios e inconvenientes de la radiación solar

La exposición controlada al sol es beneficiosa para nuestro cuerpo:

  • Por la vitamina D que producimos al recibir los rayos UVB, sobre todo cerca del mediodía, que es cuando con más fuerza inciden estos rayos.
  • Por ajustar nuestro ritmo circadiano y optimizar la producción de melatonina por la noche al recibir los rayos de la mañana.

Pero la exposición en exceso se convierte peligrosa:

  • Cuando nuestra piel empieza a enrojecer, al haber recibido demasiados rayos UV. Debemos evitar completamente las quemaduras que, como hemos dicho anteriormente, son causantes del cáncer de piel no melanoma o melanoma.

Podéis leer más sobre los beneficios y peligros de las radiaciones solares en este artículo de Fitness Revolucionario.

 

Factores que influyen en el índice UV

El índice UV es un indicador que mide la intensidad de los rayos ultravioletas al incidir en la superficie terrestre. Existe una escala estándar que comienza en 0 y no está acotada superiormente, la cual proporciona, además, un código de colores que da información sobre la misma:

Color Riesgo Índice UV
Verde Bajo < 2
Amarillo Moderado 3 - 5
Naranja Alto 6 - 7
Rojo Muy Alto 8 - 10
Morado Extremadamente alto > 11

Podemos conocer esta información gracias a la página web de la Agencia Estatal de Meteorología:

http://www.aemet.es/es/eltiempo/prediccion/radiacionuv

Los siguientes factores influyen en el índice UV:

  • La latitud: donde el sol se encuentre sobre la vertical, la radiación UV es máxima, y esto se da entre los trópicos.
  • La altitud:. la radiación UV aumenta con la altitud, debido a que hay menos atmósfera para absober dichos rayos. Se calcula que por cada 300 metros de altura la radiación UV aumenta un 4-5%. 
  • Nubosidad: las nubes actúan absorbiendo parte de los rayos UV, pero nunca completamente.
  • Ozono: es el encargado de absorber los rayos UV: a mayor cantidad de ozono en las capas altas de la atmósfera, mayor absorción se producirá.
  • Índice de reflexión del suelo: el suelo actúa como espejo con los rayos solares. Según el tipo de suelo los reflejará en mayor o menor medida. Por ejemplo, la nieve, el agua y la arena de playa reflejan en gran cantidad los rayos que indicen en ellos.
  • Hora del día: alrededor del mediodía, entre las 10am y 14pm (aunque esto depende del lugar), es cuando nos llega más cantidad de rayos UV.

Radiación solar

 

¿Y en qué nos afecta a los que practicamos deportes de montaña?

En la mayoría de deportes de montaña al aire libre pasamos muchas horas bajo la exposición de los rayos solares, a lo que se une que, en alta montaña, esta exposición es más elevada debido a la altitud y otras variables, multiplicando sus efectos en terrenos nevados debido al efecto espejo del hielo y la nieve.

Debido a esto estamos casi obligados a buscar diferentes métodos para protegernos del sol y minimizar sus efectos negativos.

 

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: