Responsabilidad civil en un accidente de montaña

Tú estás aquí

El pasado 29 de marzo de 2013, la montañera bilbaína Iratxe Urrutia, de 39 años, fallece en la Sierra de Gredos por agotamiento e hipotermia, mientras se encontraba junto con compañeros del Bilbao Alpino Club realizando una ruta invernal de montañismo. Tras el rescate, la Guardia Civil imputó al organizador de la excursión de "denegación de auxilio y homicidio imprudente". 

Este suceso armó mucho revuelo al respecto de la responsabilidad civil o penal que se te puede presentar en un caso de estos si ocurre una fatalidad, de ahí que a continuación os transcribamos la entrevista que Desnivel le hizo a José María Nasarre, jurista especializado en deportes de montaña y autor del libro "Responsabilidad Civil en deportes de montaña y actividades en la naturaleza". Creemos que es de obligada lectura para todos los que siempre organizamos de manera desinteresada, las rutas de montaña con nuestros amigos.

En junio de 2014, el tribunal archiva la causa contra el organizador de la excursión considerando que no se le puede exigir responsabilidades ya que no había firmado contrato como guía sino que era un miembro más de dicha excursión formada por personas que comparten una misma afición.

 

Resumen de los hechos

El grupo de montañeros salió de Bilbao el jueves a las siete de la mañana con el fin de pasar una Semana Santa haciendo rutas por la Sierra de Gredos. El viernes amaneció con lluvia, de manera que solo 18 de los 31 montañeros optaron por hacer el recorrido previsto, subir al pico La Mira (2.349 metros), una ruta de 18,5 kilómetros con una ascensión acumulada de 1.125 metros. 

Tras hacer cumbre, un empeoramiento de las condiciones meteorológicas provocó que cambiaran de planes y, en lugar de bajar por el sur hacia Guisando, lo hicieran deshaciendo el camino de la ascensión, por el norte. Durante el descenso, el grupo se fue disgregando. El presidente del club iba en cabeza del grupo, con el GPS, mientras al final varios de sus miembros comenzaban a sufrir problemas de hipotermia. Por el camino, se cruzaron con cinco montañeros andaluces que se fueron encontrando a los diversos grupitos. Uno de ellos era el formado por Iratxe Urrutia y otra chica, que la ayudaba a caminar. Se ofrecieron a prestarles auxilio, pero ellas les dijeron que podían llegar por sus propios medios pero que más atrás venía gente necesitada de ayuda. Y así era: cuando el grupo andaluz ascendió un poco más, se encontró con un hombre aquejado de hipotermia y un compañero que intentaba darle calor. Llamaron al 112 y fue evacuado en helicóptero hasta el hospital, adonde llegó en coma aunque se recuperó satisfactoriamente.

Mientras tanto, el estado de Iratxe Urrutia iba de mal en peor, hasta que su compañera decidió dejarla sola para ir en busca de ayuda. El grupo de andaluces se la encontró de nuevo, ya inconsciente, y volvieron a llamar a emergencias. Cuando llegó el helicóptero y evacuó a la montañera, ya no se pudo hacer nada por ella y falleció de camino al hospital. El resto de miembros de la expedición que iban por delante no tuvo conocimiento de lo ocurrido hasta su llegada al autobús.

Podéis leer toda la noticia en Diario Vasco.

 

Entrevista al jurista José María Nasarre

¿Hasta qué punto se puede acusar "de oficio" al organizador altruista de una actividad de amigos de imprudencia y denegación de auxilio? ¿No tendría que mediar una denuncia de uno de los afectados?

No tiene que mediar denuncia de los afectados en un procedimiento penal. Si la Guardia Civil estima que de los hechos podría derivarse un delito, tiene que ponerlo en conocimiento del Juez. El Juez, analizando las pruebas, acordará lo que crea oportuno, bien el mismo día en que suceden los hechos si estima que las pruebas son suficientes o bien unos meses después cuando se han ido recogiendo más elementos de convicción. Si se tratase de una reclamación en materia de responsabilidad civil sí sería precisa la presentación de la demanda por quien se siente perjudicado.

Esta acción de la Guardia Civil ¿Es la primera vez que se hace en España? ¿puede sentar precedentes?

Es normal que la Guardia Civil emita su informe y lo ponga en manos del Juez. Si la imputación se produce en el primer momento, habremos de pensar que las pruebas eran muy claras y determinantes. Hay pocos casos de responsabilidad penal y bastantes de civil, pero en muchas ocasiones las reclamaciones por responsabilidad civil comenzaron con unas actuaciones penales que se archivaron. Sí ha habido benévolos de clubes y federaciones que han visto, en las dos últimas décadas, cómo se iniciaban acciones penales contra ellos, pero concluían con el archivo de las actuaciones. A partir de ahí, comenzaba el camino de la responsabilidad civil, con condenas más probables. No hay que olvidar que la responsabilidad penal la causa una imprudencia grave y la civil se origina con imprudencias leves e, incluso, levísimas. En suma, es habitual comenzar por la vía penal.

Si fuera así, los clubes y los grupos de amigos tendrían que organizar sus actividades con un ojo puesto en la ley y un seguro de responsabilidad cvil en la cartera ¿no?

Efectivamente, todos debiéramos salir a la montaña con un seguro de responsabilidad civil, aunque no cubre, evidentemente, la responsabilidad penal. Parece exagerado pensar en un seguro cuando la actividad es de un grupo de amigos, pero si el amigo fallece en el accidente, sus herederos ya no son amigos y ven la presentación de una demanda de otra forma.

Yo salgo casi todos los fines de semana con el mismo grupo de amigos a hacer esquí de travesía, y ahora me pregunto: si soy yo quien llama para salir, propone la ruta y busca sitio en un refugio ¿me convierte eso en guía benévolo y responsable legal de esa excursión en caso de que nos atrapara un alud o algo parecido?

Sí, el responsable es quien asume la dirección del grupo, independientemente de que cobre o no. Esa persona que describes es el responsable, en principio, y debería tener su seguro de responsabilidad civil. Sin embargo, en la valoración van a entrar otros factores. El accidente puede provenir de una decisión tomada en grupo, o tomada unilateralmente por el accidentado, o puede producirse porque el accidentado no ha cumplido las orientaciones del responsable del grupo, etc.

¿Los seguros que ofrecen las federaciones de montaña a los deportistas ¿cubren la responsabilidad civil?

Los seguros que ofrecen las federaciones de montañismo sí tienen un seguro de responsabilidad civil incorporado. Hoy día hay varias modalidades de seguro en cada una de las federaciones y no sé si en algún caso no existe seguro de responsabilidad civil. Salvo que exista algún caso, que desconozco, los federados sí tienen seguro de responsabilidad civil, además del seguro de accidentes, incorporado a su tarjeta federativa. También hay clubes de montaña que tienen un seguro para sus actividades. En mi comunidad autónoma, Aragón, los clubes más numerosos tienen seguro de responsabilidad civil del club.

En unos días participarás en la Primera Jornada sobre Seguridad para Guías de Montaña Profesionales que se va a celebrar en Huesca. ¿Trataréis este incidente o se sale del ámbito de las actividades guiadas?

No lo sé. Este incidente se puede tratar con todas las precauciones si los asistentes desean una reflexión sobre él. Para tener una opinión habría que conocer las declaraciones de los testigos y el atestado de la Guardia Civil, al menos.

Entrevista publicada en Desnivel.

 

Resolución del caso

En junio de 2014, el tribunal archiva la causa contra el organizador de la excursión. La acusación se basaba en la figura del guía benévolo, que asume altruistamente la dirección de un grupo. Sin embargo, y a pesar de que el imputado fuera organizador de la excursión, según la noticia publicada por el diario El Correo, la Audiencia de Ávila ha considerado que no estaba en "posición de garante"  (el que da garantía) sobre los miembros del grupo y que no se ha demostrado que actuara de forma imprudente o negligente. En este sentido, se apunta que "el imputado no tiene ningún título oficial que le autorice a ejercer las funciones de guía, no firmó ningún contrato, ni percibió ninguna cantidad como pago". Así pues, se le considera un participante más de la excursión.

Además, se considera demostrado que las decisiones durante la excursión se tomaron de forma consensuada entre los participantes. "Se trata de un grupo de personas que comparten una misma afición y que se organizan para hacer salidas siendo lógico que las personas con más experiencia o mejores medios sean quienes, de modo natural, adopten las decisiones", aunque ello no supone de salvaguardar al resto de miembros del grupo. De hecho, la magistrada puntualiza que el imputado no tuvo en ningún momento noticias sobre el grave estado de Iratxe Urrutia, y que incluso ella misma rechazó la ayuda de otro grupo de montañeros con el que se cruzaron y que sí prestaron auxilio a otro compañero suyo.

Extraído de la noticia de Desnivel.

 

Gredos

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: