Bosque de Oma (Vizcaya) en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

Tú estás aquí

Bosque de Oma (Vizcaya) en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai

Senderismo

Circular

8,0km

2,5h

247m

47m

408m

408m

2

1

2

2

Verano

En esta ocasión te proponemos una sencilla ruta que aúna arte y naturaleza por el bosque pintado de Oma: un museo al aire libre con entrada gratuita. Para ello tenemos que desplazarnos hasta la pequeña localidad de Cortézubi (Vizcaya) en plena reserva de la biosfera de Urdaibai. Una vez allí, tan solo debemos seguir la carretera BI-4244 un par de kilómetros más hasta llegar al aparcamiento de Lezika-Basondo, con restaurante y zona de merenderos. Se trata de una ruta de unos 8 kilómetros aproximadamente, de 2 horas de paseo más el tiempo que queramos dedicar a la vista del bosque, si bien la zona de mayor interés se sitúa a mitad de camino, donde nos encontraremos con un bosque pintado en el que tendremos que dejar volar nuestra imaginación.

El bosque pintado de Oma hace referencia a una zona de bosque donde los pinos fueron pintados por el autor vasco Agustín Ibarrola dibujando figuras humanas, animales y figuras geométricas. Comenzó a pintar el bosque entre 1982 y 1985, con figuras que representan la luz que atravesó el bosque y quedó atrapada entre los pinos. Un sinfín de formas, colores y perspectivas que, jugando con el punto de vista y la profundidad, no nos dejarán indiferentes. 

Plano de la ruta (imagen tomada de la web Bosquedeoma.com)

El punto de partida se sitúa junto al propio restaurante, atravesando la carretera, y se encuentra debidamente señalizado. La primera parte de la ruta discurre, en continuo y suave ascenso, por una amplia pista que atraviesa un pinar con helechos por la ladera del valle. Tras 3 kilómetros llegaremos al inicio del Bosque Pintado de Oma.

Inicio de la ruta

Los 3 primeros kilómetros discurren por un pinar

Esta primera parte de la ruta finaliza en un letrero que nos ofrece un mapa esquematizado de la localización de las obras artísticas en el bosque. A nuestra izquierda, unas escaleras nos conducen, en descenso, hasta la primera obra artística. ¡Cuidado, las escaleras resbalan con la humedad! 

Escaleras que dan inicio al bosque pintado

A partir de aquí comienza lo verdaderamente interesante del itinerario: el bosque pintado. Con un recorrido acumulado de 2 kilómetros iremos avanzando, retrociendo, subiendo y bajando por una serie de sendas -en buen estado- desde las cuales observar las 47 obras del autor. Algunas de las imágenes solo pueden verse desde determinadas posiciones, desde donde las imágenes de distintos troncos forman una imagen conjunta. Para ello, en el suelo iremos encontrando una serie de flechas amarillas, debidamente numeradas, que nos permitirán situarnos en la ubicación óptima para visualizar cada figura. Recomendamos obtener en el punto de información del parking un plano del bosque, con sus correspondientes puntos de observación. Os dejamos, además, unos enlaces de interés para hacer vuestra visita mucho más provechosa: el mapa de paradas y la audioguía, que os explicará brevemente cada una de las figuras, haciendo el recorrido mucho más mágico.

A continuación podéis ver una pequeña muestra de fotografías de varias de sus obras:

Parada 8. El arcoiris

Parada 16. Los motoristas

Parada 19. Ojos del pasado y del presente

Parada 21. Homenaje al Greco

Parada 28. Hay más niños de los que parece

Parada 36. El círculo

Una vez terminada la visita, que podrá durar todo lo que nuestra imaginación quiera, podemos volver por la misma pista del inicio o bien, para hacer nuestro sendero circular, salir del bosque por el lado opuesto al que entramos. Desde la zona de los árboles pintados con ojos encontraremos un indicador de desvío hacia el barrio de Oma, que en 500 metros nos llevará por una pista forestal hasta la carretera del valle de Oma. En este punto tendremos que girar a la izquierda en dirección hacia el barrio de Basondo, donde tiene su casa el autor Agustín Ibarrola.

Al salir del bosque, girar a la izquierda hacia Basondo

Siguiendo la carretera, tras 2'5 kilómetros de agradable paseo, rodeados de pastos y bosques frondosos, estaremos de vuelta en la zona del aparcamiento. No olvidéis echar vuestra vista hacia atrás para tener una impresionante vista del valle y bosque de Oma (ladera derecha). Aunque la ruta está muy bien señalizada, más abajo podéis descargar el track de la misma para vuestro GPS.

Vistas del Valle de Oma

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

1 Comentarios

  • 4 semanas 1 día

    <p>Hola,</p>

    <p>He visto la fotos del bonito arbolado y su entorno&nbsp; pero no puedo estar, ni estoy, conforme con que alguien ande pintarrajeando los &aacute;rboles, bastante tenemos ya con las ciudades llenas de pintadas para extenderlo al bosque. Es mi opini&oacute;n, claro, pero espero que no pase de ah&iacute; y se contenga.</p>

    <p>Saludos cordiales</p>