Cómo se miden las precipitaciones en meteorología

Tú estás aquí

La metereología es un factor muy importante de cara a nuestras salidas a la montaña, de ahí que sea necesario saber interpretar correctamente esa información. En este artículo nos vamos a centrar en cómo se miden las precipitaciones.

Las precipitaciones, ya sean en forma de lluvia, granizo o nieve, se miden con la siguiente magnitud:

  • mm (milímetros). Equivale a la altura que el agua, el granizo o la nieve alcanzarían sobre una superficie plana e impermeable con paredes verticales.

 

Las precipitaciones en forma de lluvia también suelen medirse con la siguiente magnitud:

  • l/m2 (llitros por metro cuadrado). Equivale a los litros de agua de lluvia caídos en una superficie cuadrada de una longitud de un metro por cada lado con paredes verticales.

En el caso del agua, existe una correspondecia entre 1 mm y 1 l/m2, porque un litro en un cubo de un metro de ancho y un metro de largo ocupa en volumen exactamente un milímetro de altura. Sólo hay que pensar en que, como es habitual conocer, un cubo de 1 metro cúbico (un metro de alto, uno de ancho y uno de alto) tiene una capacidad de 1000 litros. Si un metro de altura son 1000 milímetros (mm), entonces 1 mm corresponderá, por tanto, a un litro.

1 mm = 1 l/m2

 

Las precipitaciones en forma de nieve también se expresan en cm (centímetros) en lugar de milímetros:

1 cm nieve =  10 mm nieve

Se considera que, aproximadamente, el espesor de la nieve es 10 veces el del agua. Por tanto, 1 cm de nieve equivaldría aproximadamente a 1 mm de agua, aunque esto puede variar de 0,5 a 2 mm en función de la densidad de la nieve.

1 cm nieve ≈ 1 mm lluvia

Lluvia en la montaña

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: