Fibras textiles

Tú estás aquí

Las fibras textiles son filamentos que se hilan o trenzan para formar tejidos textiles ya sean por si solos o en combinación con otros materiales.

Las fibras textiles se pueden clasificar según su origen en 3 grandes grupos:

  • Fibras de origen natural: Son aquellas fibras que proceden directamente de animales (lana, seda y pelos), de vegetales (algodón, lino, cáñamo, etc.) o de minerales (dibra de vidrio, fibra de carbono, etc.).
  • Fibras de origen artificial: Son aquellas fibras creadas industrialmente pero a partir de componentes naturales (rayón, caucho, látex, etc.).
  • Fibras de origen sintético: Son aquellas fibras creadas industrialmente pero a partir de componentes químicos (poliéster -tergal-, poliamida -nylon-, poliuretano, poliacrílicos, elastán -lycra-, etc).

A continuación señalamos las características más importantes de algunas de las fibras mencionadas anteriormente y que nos podemos encontrar comúnmente:

  • Lana: Resistente, elástica y de tacto suave. Absorbe líquidos con facilidad pero gran capacidad térmica. Puede encoger.
  • Seda: Fina y de precio elevado.
  • Algodón: Absorbe líquidos con facilidad, no produce alergias y puede encoger.
  • Lino: Muy fuerte y flexible. Abosorbe líquidos con facilidad pero posee también gran capacidad de secado.
  • Poliéster (Tergal): Transpirable y gran capacidad de secado. Menor capacidad térmica.
  • Poliamida (Nylon): Más fuerte que cualquier fibra natural, muy flexible y transpirable.
  • Elastán (Lycra): Muy elástico al combinarlo con otras fibras.
Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: