Rescates

El riesgo de cualquier deporte de montaña está siempre presente en mayor o menor medida, desde cambios bruscos del clima, avalanchas, caídas peligrosas o simples torceduras. Es nuestro debe ser concientes de ello y de nuestras posibilidades a la hora de adentrarnos en ella. La formación y la prudencia podrán salvarnos de una grave situación de peligro.