Ventajas e inconvenientes del uso de los bastones de trekking

Tú estás aquí

En artículos anteriores os hemos detallado todas las partes que componen los bastones de trekking, ahora nos queremos centrar en hablar sobre sus ventajas e inconvenientes. Se han convertido en un material casi imprescindible en nuestras salidas a la montaña, gracias a sus numerosas ventajas, incluso corredores de montaña suelen utilizarlo, pero también tienen una serie de inconvenientes que hacen que no sean útiles en todas las situaciones o para todos los gustos.

 

Ventajas del uso de los bastones de trekking

  • Ayudan a ejercitar también el tronco superior del cuerpo en nuestras caminatas, y no sólo las piernas, gracias al movimiento constante de los brazos y hombros y a la fuerza que ejercemos con ellos, consiguiendo realizar un ejercicio más completo físicamente.
  • En las pendientes de subida nos permiten impulsarnos con los brazos y descargar algo de esfuerzo en las piernas.
  • En las pendientes de bajada reducirán el impacto que reciben tus piernas (rodillas, tobillos y pies).
  • Nos ayudan a mejorar el reparto de pesos, ofreciendo dos puntos de apoyo adicionales y así mantener mejor el equilibrio a la hora de caminar por superficies resbaladizas, por rocas sueltas, terrenos embarrados o cruzando charcos o ríos.
  • Nos permiten apartar elementos de nuestro camino que puedan suponer una molestia sin tener que tocarlos con la mano, por ejemplo ramas con púas, telarañas, etc; incluso llegar a puntos alejados o profundos sin necesidad de correr un riesgo previo, como la profundidad de una charca, una capa de nieve o arenas movedizas.
  • Nos pueden servir para improvisar una tienda de campaña o un pequeño techo al utilizarlos con la manta térmica que deberíamos llevar en nuestras salidas, y así protegernos del sol o del frío en caso de accidente.
  • Pueden servir como elemento de protección personal, ante ataques de animales salvajes.

 

Inconvenientes del uso de los bastones de trekking

  • Hay que aprender a utilizarlos, si no se saben utilizar seguramente sean un estorbo más que una ayuda, pudiendo desgastarnos físicamente, hacernos tropezar con ellos o clavárselos a algún compañero.
  • El ahorro energético que le provocamos a las piernas hace que tengamos un mayor gasto energético en los brazos, al hacer fuerza sobre ellos y tener que agarrarlos. Aunque éste se soluciona plegando los bastones y guardándolos en la mochila.
  • Nos impiden manejar cosas con las manos, como abrir un mapa, coger el GPS, beber agua, comer, etc. Para todo ello debemos soltar los bastones o dejarlos colgando de la dragonera.
  • Nos impiden realizar pequeñas trepadas o destrepes, en los que necesitamos agarrar la roca con las manos. En estos casos siempre es aconsejable plegarlos y guardarlos en la mochila para que no nos molesten.
  • En caídas inesperadas nos pueden ocasionar golpes y pinchazos en nuestro cuerpo o en el de nuestros compañeros de ruta.
  • En caminos empedrados y caminos patrimonio de la humanidad, en los que se pide conservar su estado, las puntas de los bastones pueden dejar huellas o daños irreparables, por lo que sería aconsejable no utilizarlos.
  • Aunque ayudan a mantener el equilibrio, un uso prologando de los mismos puede ser perjudicial, ya que el cuerpo reduciría su sentido del equilibrio, aunque entendemos que ocurría si utilizáramos los bastones todos los días y en todas las ocasiones de la vida, no sólo para salidas ocasionales.
  • Según este estudio, no ayuda a mejorar el tiempo de duración de la actividad, ni reduce el gasto energético, ni la frecuencia cardíaca; lo único que apreciaron era una mejor recuperación física y menos dolores en las piernas y zona baja de la espalda al día siguiente.

 

Ventajas y desventajas del uso de los bastones de trekking

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: