Cómo transportar los bastones de trekking cuando no se utilizan

Tú estás aquí

Ya hemos abordado anteriormente diferentes aspectos sobre los bastones de trekking en nuestras actividades de montaña. En este artículo queremos hablar de cómo transportarlos durante la actividad en aquellos momentos que no los necesitamos.

Algunos de los inconvenientes que tienen los bastones de trekking es que nos mantienen ocupadas las manos, ya sea para manejar nuestro GPS o para hacer una pequeña trepada, de ahí que en algunos casos no sean necesarios. Por eso os queremos contar las dos maneras que tenemos para transportarlos en estos casos de la manera más segura posible.

 

Transporte para intervalos cortos y/o dificultad del terreno sencilla

Cuando sólo necesitamos utilizar una de las manos, el tiempo que necesitamos es corto y la acción que vamos a llevar a cabo es sencilla, lo más rapido es sacar ambas manos de las dragoneras, unir ambos bastones y cogerlos por su parte media en una de las manos.

Siempre que hagamos esto, debemos llevar las puntas de los bastones hacia delante, para tener un control visual de ellas y evitar dañar a cualquier persona que nos acompañe. Lo mayoría lo hace al revés, manteniendo hacia atrás las puntas, sin percatarse si alguien están caminando cerca de él. En más de una ocasión hemos visto pichazos y bastonazos desagradables a otras personas, pudiéndose haber evitado.

Transportar bastones de trekking en las manos

 

Transporte para intervalos largos y/o dificultad del terreno difícil

En ocasiones, ya sea porque el terreno requiera de nuestras manos para avanzar o porque la pista sea muy sencilla y queramos descansar de los bastones, tendremos que plegarlos y almacenarlos en nuestra mochila de la manera más segura posible.

Algunas recomendaciones generales:

  • Plegar los bastones y fijar completamente sus tramos para que no se nos puedan desplegar mientras están en la mochila.
  • Utilizar los sistemas de sujección específicos que trae la propia mochila (cintas para piolets, cintas de compresión, etc). Si la mochila no posee abajo cintas para los piolets o cintas de compresión podemos utilizar los bolsillos laterales. Si la mochila no posee nada de los anterior, podemos meter los bastones en el interior de la misma. En el siguiente apartado lo detallaremos con alguna fotografía.
  • Colocar a los bastones en sus puntas los tapones de goma o conteras, para protegernos de posibles pinchazos desafortunados.
  • Los bastones no deben sobresalir ni por arriba ni por abajo del tamaño de la mochila, aunque en mochilas pequeñas es dificil conseguirlo. En el caso de tener que sobresalir parte del bastón, evitar que sean las puntas las que sobresalgan del contorno de la mochila, ya sea cuando están fijados en el exterior o cuando lo hemos introducido en el interior de la mochila.
  • En general se recomienda colocar los bastones con las puntas hacia abajo cuando están en el exterior de la mochila, en estos casos hay que fijar bien a la mochila el último tramo plegado del bastón para evitar que puedan abrirse por el movimiento, pudiendo alcanzarnos las piernas y producirnos a nosotros mismos un pinchazo. Aún así, no habría problema en colocar el bastón con las puntas hacia arriba, si tenemos la precaución de que no sobresalgan del contorno de la mochila, en este caso evitaremos el problema anterior.

 

Cómo fijar los bastones de trekking a la mochila

Si nuestra mochila posee sistemas de sujección para bastones (cintas de compresión, cintas para piolets, etc), una de las maneras para colocar los bastones es la siguiente.

  • En la cinta de abajo para el piolet, metemos la empuñadura y la dragonera, pero de abajo a arriba, quedándose la mochila y el bastón en línea.

Fijar el bastón de trekking a la mochila

  • Para que la cinta apriete la empuñadura y la dragonera, le daremos al bastón una o dos vueltas siguiendo las agujas del reloj o al contrario.

Fijar el bastón de trekking a la mochila

  • Terminaremos dejando la empuñadura abajo y la punta del bastón arriba.

Fijar el bastón de trekking a la mochila

  • En la parte superior utilizaremos las cintas de compresión, que normalmente suelen ser elásticas, para afianzar el cuerpo del bastón. Abriremos las cintas y pasaremos por encima el bastón.

Fijar el bastón de trekking a la mochila

  • Pasaremos una goma por dentro de la otra y apretaremos el tapón para fijarlo lo más fuerte posible.

Fijar el bastón de trekking a la mochila

 

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: