Cómo evitar el golpe de calor

Tú estás aquí

En verano, principalmente, las altas temperaturas son algo común en nuestro país. Los profesionales no dejan de repetir consejos acerca de qué hacer para evitar que nuestro cuerpo alcance temperaturas extremas. En este artículo te contemos los principales consejos para evitar el temido golpe de calor.

El golpe de calor no tiene nada que ver con bochornos o sofocos, sino que se trata de un estado fisiológico agudo y peligroso en el cual el organismo no es capaz de regular su temperatura cuando permanece a una temperatura elevada mucho tiempo (te lo contamos en este otro artículo). La temperatura ideal de nuestro organismo ronda los 37ºC. En caso de sobrepasar los 40ºC (ya sea por exposición a ambientes calurosos y/o actividad física) y que el cuerpo sea incapaz de eliminar el exceso de calor, el sistema nervioso comienza a alterarse. Al ser incapaz de eliminar el exceso de calor, los órganos internos pueden llegar a fallar con el consecuente peligro que ello supone.

En actividades al aire libre, el golpe de calor activo se produce por una exposición prolongada durante la actividad física a temperaturas elevadas sin entrenamiento o protección previos. Por tanto, un buen estado de forma física es uno de los mejores aliados contra el golpe de calor, pues el cuerpo realiza un menor esfuerzo físico evitando alcanzar así temperaturas extremas. Sin embargo, incluso los deportistas de élite están expuestos a sufrir golpes de calor, y saber prevenirlos es crucial para evitar sus peligrosas consecuencias.

 

Consejos para prevenir el golpe de calor

  • Cubre adecuadamente tu cabeza con un sombrero, gorro o pañuelo.
  • Utiliza ropa adecuada, transpirable y que proteja del sol.
  • Aplica protector solar en las zonas de la piel que estén al aire libre.
  • Protege tus ojos con unas buenas gafas de sol.
  • Consume abundantemente agua y bebidas isotónicas.
  • Descansa a menudo.
  • Evita comidas pesadas y de difícil digestión.

 

En caso de sufrir un golpe de calor

  • Si percibes cansancio o mareo retírate a un lugar fresco a la sombra y aflójate la ropa.
  • Túmbate sobre tu espalda y eleva las piernas para favorecer la circulación de la sangre.
  • Humedécete el rostro, tronco y extremdidades con una esponja o paño húmedo.
  • La inmersión en agua fría es el sistema que más rápidamente enfría el cuerpo (de 0,15 a 0,24 ºC por minuto).
  • Bebe abundante líquido.
  • ATENCIÓN: si es otra persona la que ha sufrido el golpe de calor y se encuentra inconsciente, NO le des de beber, pues podrías ahogarla.
  • Si la temperatura no desciende y el pulso es débil, llama a los servicios de emergencias.

 

Golpe de calor

Este artículo publicado en AristaSur.com pertenece a AristaSur y está protegido bajo una Licencia Creative Commons.

Secciones: