Tipos de nieve según su metamorfosis

AristaSur 2 Septiembre 2020
5min
0
Montañeros bajos una nevada intensa
Sección Interesante

La nieve se transforma en función las condiciones atmosféricas (la temperatura, la humedad, la lluvia, la nieve sobre la que cae, etc.). Esto hace que la nieve no presente siempre la misma forma y características, haciendo que podamos hablar de diferentes tipos de nieve. Conocer los tipos de nieve que se pueden existir según cómo se transforman nos harán comprender mejor los diferentes tipos de aludes que se pueden producir en la montaña, y así minimizar el riesgo de ser sepultados por uno de ellos.

 

Metamorfosis de la nieve

La metamorfosis de la nieve consiste en la evolución de las características que presenta esta nieve caída al fusionarse con la nieve ya presente en el suelo y las condiciones meteorológicas que existan en el momento. Todos esos factores harán que la nieve presente una morfología diferente y que sea favorable para actividades de montaña o completamente peligrosa.

Existen cuatro tipos de metaformosis que se pueden dar en el manto nivoso.

  • Metamorfosis mecánica: Es la que se produce en la nieve por el mismo peso de la propia nieve o por el empuje del viento. Esto hace que los pequeños fragmentos que forman la nieve se compacten y cohesionen.
  • Metamorfosis de gradiente térmico: Es la que se produce cuando en el interior del manto nivoso existe una diferencia de temperatura entre su extremo inferior y superior. Este flujo de temperatura depende del tipo de suelo, la altitud, la latitud, etc. Esta metamorfosis hace que se pierda cohesión en la nieve, siendo ésta más inestable.
  • Metamorfosis de isotermia: Es la que se produce cuando en el interior del manto nivoso existe poca diferencia de temperatura entre sus extremos. Esto hace que se pierda la estructura cristalina de la nieve y se conviertan en granos finos y redondos en los que se presenta una gran cohesión.
  • Metamorfosis de fusión: Es la que se produce por la lluvia, la niebla húmeda o el aumento de temperatura, formándose alrededor de los cristales de nieve una película de agua que los modifica en los sucesivos ciclos de deshielo y rehielo. Esta metaformosis hace que se pierda cohesión.

 

Tipos de nieve

Aunque existen numerosos tipos de nieve, y diferentes denominaciones según el lugar, vamos a centrarnos en los más importantes y que nos afectan a la hora de practicar nuestra actividad de montaña (montañismo, alpinismo o esquí). Sentimos no tener fotos de los diferentes tipos de nieve, esperamos con el tiempo ir añadiéndolas.

  • Nieve polvo, fresca o reciente: La nieve polvo es nieve seca, sin agua en su interior. Es nieve muy fina y suelta, como si fuera polvo de azúcar. Suele ser la que encontramos tras una nevada intensa con temperaturas bajas. Para los esquiadores suele ser un placer encontrarla, pero para los montañeros suele ser incómoda, ya que hace que se hundan mucho las botas en ella.

  • Nieve polvo-dura: Es una nieve polvo que ha comenzado a transformarse por presión, apelmazando la nieve, presentándose en perfectas condiciones para la práctica del esquí y del montañismo.

  • Nieve dura o hielo: La nieve dura es aquella que ha sufrido metamorfosis de fusión y se encuentra congelada. Su superficie es lisa y brillante. Para los esquiadores es una nieve muy rápida y difícil de frenar en la que ni se deja el surco de la pasada, por lo que sólo los muy experimentados tomarán, para los montañeros puede ser peligrosa, si permite clavar las puntas de los crampones en ella se podrá avanzar con cuidado por ella, pero si es completamente helada puede que no permita clavar los crampones y sea peligrosa tanto para avanzar como para detenerse en caso de caída.

  • Nieve costra: Es una nieve con un base blanda pero con una superficie dura, normalmente al helarse tras la puesta de sol o la bajada de temperaturas. Para los esquiadores no presenta mucho riesgo, y para los montañeros puede ser cómoda de caminar al clavarse bien los crampones en ella, aunque puede que en zonas no muy duras aún se rompa la costra y se nos hundan las botas.

  • Nieve húmeda o sopa: Es nieve que se ha mezclado con agua debido a la lluvia o al deshielo por altas temperaturas. Es una nieve apelmazable. No es una nieve deseada ni para esquiadores ni para montañeros por hundirse a su paso.

  • Nieve primavera: Es nieve que debido a la subida de temperaturas sufre deshielo y rehielo a lo largo del día. Es cómoda para esquiar y para los montañeros en las primeras horas del día cuando aún es dura.

 

Bibliografía